10 abril 2006

OCIO: Sergio Perez también pasea por tierras corsas

El piloto cántabro de Los Corrales de Buelna finaliza en la posición 50 de la clasificación general tras sufrir problemas mecánicos en su Peugeot 206 RC.

En la primera jornada, sufrió la pérdida de una rueda en su vehículo tras romperse los espárragos que sujetan la misma lo que le obligo a abandonar, debiendo acogerse a la modalidad de Super Rallye, con la consecuente pérdida de 15 minutos (5 por cada tramo no completado).

A pesar de todo, en la segunda jornada consiguió el tercer mejor crono del grupo N en el séptimo tramo.

En la tercera jornada consiguió recuperar catorce puestos, finalizando 12º en dos ruedas motrices.

Comunicado de prensa:
Sergio Pérez y todo su equipo emprendían rumbo a la isla de Córcega para continuar su programa mundialista d este año 2006. El Rallye de France – Tour de Corse suponía un nuevo reto para el joven cantabro que ya durante los reconocimientos pudo comprobar que las carreteras corsas eran a la vista similares a las habituales carreteras del norte español, pero tan solo eso, a la vista, ya que la realidad era otra, un rallye con unos tramos difíciles, selectivos, de mucho ritmo, en los cuales las curvas aparecían una tras otra sin metros de descanso., y cuyo grip era muy alto.

El piloto apoyado por Auto Norte, tenia como principal objetivo el continuar progresando en su corta carrera y deportivamente se intentaría estar situado entre los tres primeros puestos de la clase N3 y entre los 10 primeros clasificados del grupo N. La tarea era complicada sobretodo debido a que la categoría se presumía coto cerrado de los numerosos pilotos locales que poblaban la categoría.

Tras los dos días de reconocimientos, verificaciones y la protocolaria ceremonia de salida desde el podium situado en pleno centro de Ajaccio, el viernes Sergio tomaba la salida dispuesto a afrontar dos tramos a doble pasada como eran Ampazza y Aullene, ambos con 32 y 27 km respectivamente. En el primero de los tramos del dia, Sergio adoptaba un ritmo prudente y conservador y marcaba un 6º tiempo dentro de la clase N3. Las sensaciones no fueron nada positivas para Sergio y su copiloto Pablo Marcos que esperaban ya en el segundo tramo mejorar sus prestaciones y entrar de lleno en carrera. A tan solo 200 mts de salida de la segunda especial, el piloto cantabro se daba cuenta que algo no iba bien en el 206 Rc por lo que decidía bajar el ritmo y acabar el tramo para poder llegar a la próxima asistencia, pero cuando trascurrían 8 Km. del tramo, la rueda delantera izquierda salía despedida como consecuencia de la rotura de los espárragos de rueda. El abandono era inevitable en este primera jornada, aunque gracias al sistema superrallye se podría reparar (gracias al gran trabajo del todo el equipo KRS) y tomar la salida ya en la segunda etapa con la consecuente penalización de mas de 15 min.

La segunda etapa se planteaba en el equipo con la idea de rodar, poner el coche a gusto del piloto y intentar estar en tiempos de los pilotos punteros de la N3. Tras la neutralización del primer tramo, esta segunda jornada comenzaba con el tramo de Uccianni – Bastelica, donde Sergio rodaba ya mucho mas cómodo y se adaptaba a los complicados tramos corsos metiéndose en tiempos de los pilotos que dominaban en N3. En el tramo 7, Vico – Sarzzogiu, llegaban buenas noticias a la asistencia del equipo KRS, Sergio marcaba un espectacular crono situándose ni mas ni menos que 23º scratch del tramo, justo por detrás de los todo poderosos WRC. En el ultimo tramo de la jornada, cuando Sergio iba marcando a mitad de tramo el mejor tiempo de N3, la caja de cambios empezaba a dar problemas y Sergio se veía obligado a realizar los últimos 10 Km. de una exigente bajada sin segunda ni cuarta velocidad, añadiéndose problemas de frenos que mas tarde en la asistencia se comprobaría que eran consecuencia de la rotura de una pastilla de freno. A pesar del tiempo perdido por estos problemas, Sergio escalaba posiciones, y del puesto 70º que ocupaba al principio del día, pasaba al situarse en el puesto 64º de la general.

Finalmente, el piloto cantabro y su copiloto Pablo Marcos, ocupaban el 12º puesto de la clase N3, el décimo lugar de grupo N y el 50º de la clasificación general final. Las sensaciones al final de rallye para Sergio y todo el equipo KRS Rallyes, era muy positivas, sobretodo por los excelentes cronos marcados por Sergio sobre el Peugeot 206 RC cuando la mecánica le respeto. Ahora tras dos pruebas del mundial y una del Nacional, las vistas del equipo apuntan ya hacia el Rallye Cantabria Infinita, la prueba de casa, en la que Sergio espera demostrar que su progresión cada vez es mayor.

Esta participación ha sido posible gracias al apoyo de los sponsors cantabros como son AutoNorte Peugeot, Malla Talud Cantabria y el Grupo Empresarial Procant, así como el excelente trabajo desarrollado por todos los integrantes del equipo KRS Rallyes. Igualmente agradecer el gran apoyo mostrado por toda la afición cantabra y española en este Rallye mundialista.